Sin ilusiones.

  

Mi vida se dificulta por mi pensamiento y la necesidad de comprender lo que estoy viviendo.
Anaïs Nin

Confesó que soy una persona pensativa. Mi cabeza es llena, no sólo de pensamientos. También de sentimientos, sueños, esperanzas y colores. Ese proceso aun se amplifica cuando algo no parece razonable, cuando no tiene sentido.

Por una parte me atrae. Como un rompecabezas que no te deja tranquilo hasta que te viene la solución. Puede ser que suena raro, pero me encanta ese estadio. Me encanta pensar y tratar de encontrar vínculos que no veía antes.

Pero cuando sigue así, y el único indició que queda es silenció, algo que existe y no existe al mismo tiempo… entonces me descorazono. Se van los ilusiones y me quedo desilusionada en un cuarto. Blanco.